jueves, 26 de abril de 2012

SANTA FE: Tres docentes asaltadas al salir de un jardín de infantes en barrio Barranquitas

Al mediodía las maestras fueron increpadas por dos delincuentes que las amenazaron y les robaron sus pertenencias a pocos metros de la institución.

 

La vicedirectora. Indicó que se solicitará la presencia de personal policial.
La vicedirectora. Indicó que se solicitará la presencia de personal policial.
Ayer, al mediodía, tres maestras del jardín de infantes Nº 1.253 Amabile Di Vin de Dusso, ubicado en calle Brasil 4.842, fueron asaltadas cuando se retiraban del establecimientos educativo. Las amenazaron, las agredieron y les robaron sus pertenencias. Desde la institución escolar indicaron que los problemas de inseguridad en el barrio son cada vez más frecuentes y analizan la posibilidad de solicitar una guardia policial en los horarios de ingreso y egreso de los alumnos y el personal.


La vicedirectora del jardín de infantes, Marcela Amadei de Ojeda, dialogó con Diario UNO sobre la situación que se vivió en el mediodía de ayer y que generó una importante conmoción en la comunidad. “A la salida del turno mañana, tres docentes que se retiraban a sus hogares fueron asaltadas por dos muchachos vestidos de negro”, relató la autoridad escolar y agregó: “Fueron maltratadas y amenazadas. A una directamente le arrancaron la cartera y a las otras dos se las pidieron. Se llevaron los documentos, las tarjetas, el dinero, celulares y otros elementos de valor. Fue una situación muy violenta y las chicas quedaron shockeadas”.


En ese sentido, la vicedirectora comentó que los asaltantes dijeron que portaban armas aunque no las mostraron en ningún momento.


Al momento del atraco los chicos del turno mañana ya habían salido y habían sido retirados por sus padres o familiares. “Pero sí había muchas personas transitando por la zona. Se trata de un horario de mucho riesgo porque hay mucho movimiento de personas. Lo mismo sucede en cada ingreso y egreso de alumnos y docentes”, remarcó Amadei.


En ese sentido, reconoció que hubo otros casos en los últimos tiempos que han tenido como víctimas a familiares de los alumnos, vecinos y personal de la institución. “Se han violentado vehículos y hubo otros asaltos y arrebatos. A veces hubo amenazas de armas”, contó.


De todas maneras, hizo hincapié en que no se detectaron casos de robos en el establecimiento educativo y lo atribuyó, en gran medida, a que se han extremado las medidas de prevención. E indicó que se cuenta con un sistema de cámaras de seguridad y rejas, y que la puerta de ingreso se mantiene cerrada con llave.


Cambio de hábitos
La particularidad de este hecho de seguridad es que las educadoras tomaron la precaución de moverse en grupo para evitar ser blanco de delincuentes y de manejarse por zonas pobladas. Pese a los recaudos, las mujeres fueron víctimas de una situación que no es ajena al barrio.


“Estamos viviendo una situación de inseguridad y violencia que es constante en la ciudad. Pero en esta zona, últimamente, todo se potencia. Sin embargo, no vemos que haya una circulación constante de efectivos o móviles policiales. Algunos pasan por Fray Cayetano Rodríguez pero no por estas calles”, remarcó.


Aunque reconoció que tras haber tomado estado público el asalto de ayer, una camioneta de la policía empezó a rondar la zona del establecimiento educativo de nivel inicial.


“Queremos solicitar nuevamente policías, por lo menos caminantes, que estén en los horarios de ingreso y egreso de los turnos. Queremos sentirnos un poco más seguras”, dijo la vicedirectora y señaló que desde hace un tiempo se trata de realizar las reuniones de padres en contraturno evitando que sean demasiado temprano o tarde para no poner en riesgo a nadie. “Ya no citamos ni hacemos actos de noche”, marcó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada